! LA MORAL AJENA SE RESPETA ! Juez de Instrucción aplaza para el 31 de Marzo medida de coerción que pesa contra el tal Bombollo acusado de difamación e injuria y delito de alta tecnología en perjuicio del reconocido abogado Manolin. Defensa alegó no conoce el expediente.

16:55


Por Leonardo Plata

BARAHONA: El juez del juzgado de la instrucción de este distrito judicial, aplazó para el 31 de Marzo la medida coerción que pesa en contra de Carlos Antonio Cuello Gómez alias "Borbollo".

Según la información ofrecida a este medio, el aplazamiento fue a solicitud del abogado de la defensa, ya que no conoce el expediente acusatorio de la Fiscalía y el querellante, el reconocido abogado Víctor Emilia Santana Florián.

Borbollo esta acusado de irrumpir en una oficina privada, transmitiendo en vivo a través de las redes sociales, donde boficera palabras difamatorias y calumniosas en contra del abogado, hecho que fue visto en vivo y directo por muchas personas.

La Fiscalía admitió la querella en virtud de lo que establece el artículo 50 del Código Procesal Penal, el cual establece que cuando la denuncia reune las condiciones de forma y de fondo da apertura a la investigación y acto conclusivo del proceso, y por violación a la Ley sobre el Delito de Alta Tecnología, la cual es un agravante para los casos de difamación e injuria.

Con esta acción, otros abogados y comunicadores se motivaron y en los próximos días, depositarán otra formar querella con constitución en actor civil contra el tal Borbollo, lo que puede complicar su situación judicial.

El código penal también castiga con prisión y multa publicar imágenes, conversaciones privadas de terceros, hecho agravado por la Ley de Delito de Alta Tecnología.

Algunos funcionarios públicos han tratado de convencer al querellante para que desista de la acción penal, pero el mismo ha rechazado esas solicitudes, expresando que su honor y la de su familia la defenderá en los tribunales y dará un ejemplo a la sociedad de Barahona, para que casos como estés no vuelvan a suceder.

Desde hace años, personas que trabajan para X funcionarios han expresados palabras difamatorias y denigrantes acompañadas de imágenes en perjuicios de comunicadores y personas que critican la gestión de esos funcionarios para los cuales trabajan, hecho calificado como una bajeza y acto repudiable propia de personas que son capaces de levantar caluminas para dañar la moral ajena, por lo que se puede dar un precedente histórico.


Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »