! PARA APRENDER MÁS ! Porqué los Soldados Espartanos no podían rendirse en medio de la Batalla?

0:45


La ley espartana que prohibía a sus soldados rendirse, fue en algunos casos una de sus fortalezas, pero a veces le jugó en contra a la misma Esparta.

Es muy conocida la frase que las mujeres espartanas decían a los soldados al despedirlos cuando estos partían hacía la batalla: "Espartano, vuelve con tu escudo o sobre el". Esta frase significaba que: o volvía victorioso con su escudo o muerto sobre el.

Hay que recordar que el escudo de los Hoplitas griegos era de bronce y pesaba aproximadamente 8 kilos, lo que lo hacía pesado para huir y un soldado griego en caso de retirada lo primero que arrojaba era el escudo, pero en el caso de los espartanos eso estaba prohibido por la ley, es decir, no había retirada.
Aunque cabe aclarar que el ser llevado sobre el escudo hasta la misma Esparta, era un privilegio que se le brindaba a los soldados, caídos, que se distinguían por su valor en batalla.

Pues bien, a veces esa ley provocaba que un destacamento espartano que era sorprendido por un ejército no pudiera rendirse y tuviera que luchar hasta que cayera el último guerrero.
Es muy conocido el sacrificio del rey espartano Leónidas y los 300 espartanos que defendieron el paso de las Termópilas, pero no fue el único caso. En la larga guerra del peloponeso que enfrentó a Atenas contra Esparta, que sería muy larga y debilitaría a Grecia y finalmente ganaría Esparta.

pero ya no podría ejercer por mucho tiempo su hegemonía, varias veces Esparta se encontró en una situación de apremio por el hecho de que habían sorprendido a algún destacamento espartano y este cumpliendo la ley no se había rendido y había peleado hasta que cayó el último hombre, y esos hombres que habían muerto peleando no podían ser reemplazados en poco tiempo.

La vida de los espartanos era una vida dura, tanto que los atenienses decían que los espartanos se dirigían con gusto al combate por lo mucho que odiaban su vida, ya desde los siete años eran entrenados muy severamente para el combate y para resistir el dolor, el hambre y cualquier privación que pudieran enfrentar en la guerra, lo que los convertía en temibles soldados.

Además enfrentarlos era muy difícil sabiendo como se sabía en esa época, que no solo eran los mejores guerreros sino que pelearían a muerte y que jamás se rendirían, pues en caso de una derrota, no había, como en los demás ejercitos, la posibilidad de rendición y los hombres que morían, como queda dicho, no podían reemplazarse rapidamente, dejando en riesgo a la propia Esparta.

Fuente: fragmento tomado del libro «Esquilo Las siete tragedias», de Angel Ma. Garybay K. Editorial Porrúa. LEEEEEEE❤️❤️

Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »