! PARA LOS PADRES SINVERGÜENZAS ! Las águilas no crian hijos ociosos ni dependientes, una enseñanza de las águilas.

13:09
🦅Fuente: Ciencia, Historia y Cultura


El águila calva (Haliaeetus leucocephalus), también conocida como águila americana, águila de cabeza blanca, pigargo de cabeza blanca o pigargo americano, cuando se emparejan construyen el nido con hierbas, plumas y espinas; algo muy extraño en las aves; pero tienen una muy buena razón. Cuando el aguilucho ha llegado a cierta edad y tiene condiciones para valerse por sí mismo, la madre saca del nido las plumas y las hierbas, de modo que solo quedan las espinas para que incomoden a la criatura. El aguilucho ya no tiene comodidad, entonces las espinas le obligan a buscar una mejor casa.

Ahí entra el águila madre: desde determinado punto de altura lanza a su hijo y empieza a enseñarle a volar. Lo arroja, el aguilucho extiende las alas pero todavía no puede mantener el aleteo, el viento le gana, y empieza a caer. La madre le observa y desciende a su rescate; le coge con las patas, nuevamente lo sube y repite la operación, lo vuelve a lanzar.

Y así, hasta que la cría aprenda. Una vez que aprende ya está apto para emprender su propio rumbo. Las águilas no permiten la dependencia. O vuelas o vuelas...

Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »