! ATENCIÓN IGNORANTES ! ¿Falsa Espiritualidad?

0:42
Fuente: Crecimiento Espiritual



REFLEXIÓN._ Mucha gente del mundo de la espiritualidad trata de dar una imagen pulcra y perfecta, hablan bajo para aparentar tener paz interior, llevan una dieta vegetariana, vegana, o viven de la energía pránica o del sol para sentirse más conectados, visten ropas exóticas para sentirse diferentes, se apuntan a Yoga, a biodanza, a meditación Mindfullnes y hacen cursos de la Ley de Atracción, de prosperidad, de constelaciones familiares y de Quinta Dimensión para sentirse más espirituales. ¡Pero la realidad es que todo eso no tiene nada que ver con la espiritualidad! Hemos convertido la espiritualidad en un producto de consumo.

Buscamos la espiritualidad en religiones, cursos, talleres, conferencias..., y la asociamos con incienso, velas, sahumerios, cartas astrales, esterillas, budas, música chilaut y vestidos de lino.

La verdadera espiritualidad no tiene nada que ver con las cosas que puedas comprar o tener en el exterior. No eres más espiritual y consciente por tener más dinero o llevar una esterilla colgada del hombro. No eres más espiritual por considerarte un ser de luz sino íntegras tus sombras y oscuridades. Tampoco eres más espiritual por decir "Namaste" "Que Dios te bendiga" "oraciones" y saludos al planeta y a los demás a través de Facebook y las redes sociales.

Mientras sigamos buscando la espiritualidad en una religión, un gurú, ritual o enseñanza, estaremos buscando una espiritualidad de mercadeo y consumo.

Ninguna religión, gurú o enseñanza va a poder darte lo que ya está en tu interior. Pero si lo que quieres es apuntarte a una moda espiritual entonces vete a un ashram, inscríbete en un grupo esotérico, da charlas y conferencias espirituales y haz todos los talleres de moda que puedas, y con el tiempo descubrirás que solo has cambiado en la superficie.

La mayoría de la gente no quiere ser responsable de su espiritualidad y le dan esa responsabilidad a un mentor, coach, gurú o maestro que los oriente y los lleve a la plena realización o a "la mejor versión de ti mismo" cómo se suele decir. Por eso hay tantos gurús hoy en día. Nunca ha habido tantos maestros, gurús, especialistas y diplomados en espiritualidad como hoy.

¿Cuántos de esos títulos que tienes colgados en la pared te definen? ¿Cuántos de esos cursos y talleres te han mostrado quien eres realmente? ¿Cuántos de esos diplomas te llevarás contigo cuando te mueras?...

¡Ninguno! Pero se ha aceptado el juego de discípulo-maestro, mentor-seguidor, experto-iniciado, vendedor-comprador.

CONSUMES ESPIRITUALIDAD.

Alguien te dice que tiene la verdad y tu se la intentas comprar. Compras los libros, los cursos, los talleres y las conferencias que el "maestro de moda" te vende. Compras todo porque estás habituado a comprar ¡y crees que comprando puedes ser espiritual!

Vives en un negocio espiritual. Mercader-comprador,

vendedor-cliente. Yo te vendo unas ideas sobre lo que es la espiritualidad y tu me las compras. Pero esas ideas serán unas ideas prefabricadas, de segunda mano, ¡no serán originales, no serán tuyas, no serán verdad! Todas las verdades que compres de otros serán mentira.

¿Cómo salir de esta trampa? Deja de consumir espiritualidad y busca la verdad de tu corazón. ¿Y cómo puedo llegar a ella? ¿Qué tengo que hacer? ¿Cómo puedo alcanzarla? Lo primero de todo DEJA DE PREGUNTAR A OTROS COMO ALCANZARLA. Deja de buscar y de consumir espiritualidad y ¡reconoce que lo que buscas ya viene de serie dentro de ti!, y que ninguna religión, gurú o enseñanza te lo puede dar.

Te voy a decir algo que va a derrumbar toda tu espiritualidad de consumo:

Lo que buscas ¡YA LO TIENES! No necesitas hacer nada ni llegar a ningún sitio especial ni activar la kundalini ni el tercer ojo, ¡¡¡YA ERES!!! ¡¡¡YA ESTÁS COMPLETO!!! ¡¡¡YA ESTÁS ILUMINADO!!! ¡¡¡YA ERES PLENO!!! Deja de perder el tiempo con juegos.

Nada ni nadie te va a poder dar o vender tu ser. ¡Es un auto-descubrimiento personal! ¡Es tu aventura! ¡Tu viaje!

Pero, mientras sigas jugando al juego de la espiritualidad y sigas haciendo cursos y talleres espirituales para entretenerte, mentalmente te estarás apartando de la verdadera espiritualidad que reside en tu corazón. Deja de comprar y de consumir espiritualidad.

La espiritualidad es gratis. Está en el aire que respiras, en el sol, en las estrellas y en tu corazón.

Busca desde tu corazón, desde tu alma, busca desde lo más oscuro y en lo profundo de tu ser, ahí sigue atrapado tu Espíritu. Todo lo que brote, y provenga de ahí, de tu espíritu como Esencia, y no sean buenos frutos, buena luz, en la sencillez, humildad,

entonces estás en una Falsa Espiritualidad, de Consumismo a las carreras y a la competitividad. Todo el conocimiento del universo de encuentra dentro de ti.

Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »