OPINIÓN: Intolerancia, amenaza y chantaje, tres forma que usan los mediocres para intimidar a la prensa.

3:01
Por Leonardo Plata


La intolerancia, prepotencia y chantaje de algunos funcionarios, ha sido el comportamiento exhibido por quienes se creen intocables y todopoderosos, borrachos de poder y prepotencia.

Estos funcionarios que se hacen acompañar delacayos (bocinas), no escatima esfuerzo para salir al ruedo público ante cualquier denuncia hecha por ciudadanos contra determinadas acciones indecorosas y oscuras.

Este comportamiento propios de personas mediocres y sin ningún tipo de compromiso social, ha hecho mucho daño a las instituciones que representan, pero el más grave se lo hacen a la sociedad, a ese pueblo que paga su sueldo, combustible, teléfonos y otros beneficios colaterales.

Una nueva modalidad se ha desatado para silenciar o intimidar a la prensa crítica en América Latina y copiadad por energúmenos mentales en la República Dominicana, lo es las amenazas de sometimiento judiciales a periodistas y comunicadores, cuando éstos se convierten en un dolor de cabeza y puntilla en el zapato, con sus constantes denuncias.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), recientemente denunció las amenazas y chantajes de parte de gobiernos y funcionarios contra la prensa por las constantes denuncias de escandalos de corrupción y falta de transparencia, lo que indica que es una nueva modalidad de intimidación y terror hacia los hombres y mujeres que con sus plunas denuncian sus diabluras.

Los funcionarios publicos, máxime si son elegidos por el pueblo, están sometido al escrutinio social, a las críticas y a las alabanzas de sus chupas medias.

El periodismo, la voluntad del pueblo y sus denuncias, son el espíritu mismo de la verdad, la transparencia y el bienestar común, jamás nadie podrá callar sus voces, porque como el sol, la verdad siempre saldrá a la luz, aunque muchos trateb de detenerma y secuestrarla.

Muchos de los mamones de estos Reyes sin coronas y lleno de soberbia, criticaban sin piedad lo que hoy ellos esta haciendo peor, una muestra clara de ls hipocresía.

Los pueblos jamás deben callar y sus ecos desaparecer, porque cuando los pueblos t la prenss son silenciados, pues entonces se impone el terror, los abusos y otropeyos de los soberbios e intocables.




Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »