! NI EL DIABLO LOS QUIERE CERCA! Los Vinchos, personajes más repudiados de la República Dominicana. Difamar y manipular son sus grandes armas contra sus adversarios politicos

13:30
Por Leonardo Plata.


SANTO DOMINGO.  Los Vinchos, como han sido codiciados por la sociedad dominicana, sin lugar a duda son los personajes más odiados y repudiables que existe en la República Dominicana.


Sus actuaciones opoetunistas, le han permitido estar en la cima del poder durante mucho tiempo, optiniendo muchas ventajas y facilidades en los gobiernos del ex presidente Leonel Fernande.

El padronte de esa familia, Mario Vinicio Castillo (Vincho), jugó un papel de primer orden para despojar del poder al extinto líder Perredeista José Francisco Peña Gómez, con aquel mal llamado Frente Patriótico, que le permitió cerrar el paso a José Francisco Peña Gómez y convertí en Presidente por primera vez a Leonel Fernández Reina.

Se recuerda que este señor fue sometido a la justicia por Difamación e Injuria por el ex senador Hermano Salazar, siendo condenado por la Suprema Corte de Justicia.

Vincho Castillo realizó una de las campañas de descredito, rastrera y cobarde contra el más grande líder de masas que ha tenido la República Dominicana, y uno de los más influyentes político en toda Latinoamérica, como lo fue José Francisco Peña Gómez, llegando hasta el extremo de que Peña Gómez era un narcotráficante.

Su hijo Vinicio Castillo Seman, quien sacó la peor parte de su progenitor, se ha convertido en con confabular y tergiversador en detrimento del presidente Danilo Medina, ya que no se le permitió ni se le aceptó los chantajes a qué estos personeros están acostumbrados.

Con una deuda de un suculento y extraño préstamo en dólares, en el entonces quebrado Banco Baninntel, donde según las informaciones nunca llegó a pagar.

Estas persona son los aliados de Leonel Fernández Fernández Reina, ya que al le deben muchos favores y quién sabe que más, estos diablos disfrazados de abogados y políticos son la expresión más alta del odio, la mentira y la manipulación mediática, pues han dejado su profesión de abogados, para dedicarse a difamar y manipular la verdad de manera asquerosa y cobarde.

Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »