! POR SI NO LO SABÍAS ! Porque las personas frustradas se pasan la vida criticando a los demás? He aquí una amplia descripción de ese tipo de personas tóxicas.

11:18
¿Cómo es una persona frustrada?

Estas personas viven criticando a los que logran algo. No soportan el éxito de los demás porque cuando una persona tiene éxito en algo, ellos recuerdan que no están viviendo a plenitud su propia vida, que no están logrando lo que el otro logró.

Una persona frustrada es una persona que no está logrando lo que desea en la vida. Se propuso metas y objetivos pero no las puede lograr. Y como no puede lograr las metas que se propuso en la vida, sin darse cuenta, comienza a vivir con una mala actitud hacia la vida, hacia los demás. Por ejemplo, una de las características de las personas frustradas es que se enojan rápidamente. Son esas personas que cuando uno le está hablando ya están pensando en la respuesta. No te están escuchando a vos, sino que están pensando cómo te van a contestar. Y la respuesta siempre es una respuesta de enojo.

Estas personas viven criticando a los que logran algo. No soportan el éxito de los demás porque cuando una persona tiene éxito en algo, ellos recuerdan que no están viviendo a plenitud su propia vida, que no están logrando lo que el otro logró.

Jesús llegó a visitar a Lázaro, a María y a Marta. Cuenta la historia que lo primero que hizo María es ponerse a los pies de Jesús. Por su parte, Marta hizo lo que siempre hacía, aunque podía hacer algo diferente. 

Ella hizo lo que la cultura le decía que tenía que hacer: las mujeres tenían que estar en la cocina y servir a los hombres.

Pero luego de hacer lo que la cultura le mandaba, como no era lo que ella quería, Marta se enojó. Estaba llena de frustración porque podría haber elegido hacer otra cosa pero la presión interna, las reglas internas, no se lo permitieron. Marta no pudo hacer algo diferente, y toda esa bronca y esa frustración que sintió la descargó en María y en Jesús, aunque ellos no tenían la culpa de esa frustración y de que ella no pudiera romper con sus propias limitaciones.

Las personas frustradas no viven ni dejan vivir. Cuando condenan a alguien es como si respiraran. Viven condenando a los demás. Y si vos te tomáis el derecho de evaluar la vida de otra persona, la otra persona también tiene el derecho a evaluar tu vida. He encontrado aquí el motivo del "chismerío tecnológico". Hay muchísimas personas que se meten en el Facebook ajeno. Y no se meten para compartir. No se meten para comunicarse. Se meten para ver si lo que está escribiendo el otro es correcto o no. Estas personas se meten para decir: "yo no escribiría eso", "¡Mirá lo que escribió!, ¡qué vergüenza!". Se meten en el Facebook, en los chat, en el Twitter, solo para criticar lo que el otro escribe. Se transforman en inspectores que inspeccionan todo el día. Estas personas están todo el tiempo criticando a los demás.

Cuando Marta lo enfrentó, Jesús le dijo: "María eligió la buena parte". Si vos te atrevés en la vida a elegir la buena parte, nunca te vas a sentir frustrado con el éxito de los demás. El gran problema es que no sabemos que hay una buena parte para nosotros. No entendemos que nosotros podemos elegir lo bueno de la vida para nosotros. 

Y como no sabemos elegir lo bueno, miramos siempre el éxito de los demás y se nos activa la frustración. Tenemos que recordar siempre que cada vez que veamos a una persona que logró algo, que está teniendo éxito, debemos ponernos contentos y decir: "¡Si él (o ella) lo logró, yo también lo voy a lograr!". No te tiene que traer frustración sino que te tiene que motivar.
Hay personas que viven con frustración los éxitos de los demás, por ejemplo, los logros en el trabajo, los aumentos de sueldo, cuando cambian el auto, cuando se compran una casa. Y lo viven con frustración porque sienten que ellos quieren eso pero no lo pueden alcanzar.

Las personas frustradas nunca se dejan enseñar. Son esas personas que dicen: "yo no molesto a mi jefe", "no molesto a mi pastor", "no molesto a mi pastora", "yo no los molesto porque sé que están muy ocupados". En realidad, no quieren molestar porque no quieren que los corrijan. No quieren que les digan, ni que le enseñen nada. Prefieren seguir con su método porque tienen lo que se llama un "espíritu de orgullo". El espíritu de orgullo es un espíritu que se disimula muy bien. Aparentan ser humildes, pero en el fondo, son personas que dicen: "¡las cosas las hago como a mí me parece y como a mí se me antoja!", "¡yo no necesito consejo de nadie!" Así es el "frustrado orgulloso". 

El frustrado orgulloso es alguien que no tiene paciencia con nadie. Querría ir al supermercado y tener una cajera personal, porque no tiene paciencia ni siquiera para esperar que lo atiendan en la fila. Son personas que tampoco tienen paciencia con su pareja.........bendicionessssssssss

Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »