! PARA QUE VIVAS MEJOR ! Silencio y descanso: dos necesidades para tu mente.

17:38
Descansar el cuerpo y la mente, tener un sueño profundo y reparador, disfrutar del silencio, de unas horas de soledad... Estas dos dimensiones son casi un lujo en nuestro día a día; sin embargo, debemos tenerlo claro: son también necesidades para nuestra salud.

El silencio y el descanso son dos bienes preciados en peligro de extinción. Son un lujo, un regalo que nos damos alguna vez cuando nuestro horario y obligaciones así lo permiten. Sin embargo, estas dos dimensiones, lejos de alzarse como un capricho, son en realidad dos necesidades básicas para nuestro bienestar, y sobre todo, para el equilibrio mental.

Decía Ovidio que cualquier tipo de vida donde no exista el descanso, se desvanece pronto. La verdad es que no iba mal desencaminado nuestro célebre poeta romano, porque más allá de lo que podamos pensar, la falta de descanso y vivir en entornos estresantes y llenos de estímulos, minan nuestra salud y erosionan nuestra calidad de vida.

Gran parte de nosotros nos desenvolvemos en escenarios donde habita el trasfondo de una cacofonía constante de sonidos. El tráfico, las conversaciones, las maquinas trabajando, aviones, los trenes, televisiones e incluso ese ronroneo constante del procesador de nuestros ordenadores. Todo ello conforma un estado de hiperactividad incesante, capaz de alterar nuestro estado del ánimo, generando desde irritación, cansancio, pérdida de concentración…

Lo más curioso de todo esto es que las personas nos habituamos a este tipo de realidades. Nos decimos a nosotros mismos que es lo que hay, esto es lo que marca la sociedad actual y por tanto, hay que asumirlo. En este mundo acelerado e hiperconectado, y hasta privado del sueño, hemos hecho del silencio y el descanso dos piezas de lujo que no están al alcance de todos.


La falta de sueño y el estrés no matan directamente. Lo que hacen en realidad en estos países es elevar las tasas de suicidio. El agotamiento es tan elevado y el estado de ánimo tan desesperado, que muchas personas no ven solución alguna a su realidad personal y optan por la opción más triste. Por otro lado, si nos vamos al mundo occidental la radiografía sobre este tema varía levemente.


Nuestro cerebro necesita calma y silencio

Sabemos que el ruido persistente, el sonido incesante de nuestras ciudades, mina nuestra salud y estado del ánimo. Un ejemplo, en un trabajo publicado ya en 1975 en la revista Environment and Behavior, se demostró que los niños que estudiaban en zonas de Manhattan que estaban cerca de las vías de metro, presentaban casi un año de retraso escolar. El dato sin duda es significativo.

Sin embargo, además del sonido externo, está también ese otro tipo de murmullo que también afecta a nuestro bienestar. Hablamos cómo no, del golpeteo obsesivo de nuestros pensamientos, de las preocupaciones, de los objetivos que cumplir, de los ‘debería y tengo que’. Ese ruido también es insalubre y nos quita la calma.

El silencio y descanso se alzan como esos dos antídotos vitales capaces de modular nuestro cerebro para que halle armonía,  y para que la mente, se reencuentre y se sintonice con su auténtico ser.

 La Mente es Maravillosa - Blog sobre psicología, filosofía y reflexiones sobre la la vida. logo



Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »