¡ CUANTA IGNORANCIA MI DIOS ¡ Rechazo familiar y estigma social siguen afectando a personas que viven con VIH-SIDA. Todavía se les niegan sus derechos a ser atendidos con dignidad.

13:42

Por Leonardo Plata.-


PUNTA CANA, LA ROMANA.- El rechazo familiar y social, hacía las personas que viven en condiciones especiales con el VIH-SIDA, aun persiste y está muy arraigado en la psiquis de la sociedad.

Según datos aportados en el seminario taller llevado a cabo en un importante hotel de la zona este, la indiferencia y rechazo, hacía estas personas, contribuyen a que estos sufran y tengan una autoestima baja, que contribuye al deterioro de su salud física y emocional.

Aun que el virus no se contagia con un beso, abrazo y otras acciones afectivas, aun las personas, se niegan aceptar y compartir con  las personas seropositivas, lo que indica la falta de conocimiento sobre el tema del VIH-SIDA en el país.

Las personas con VIH, sufren rechazos, se les vulneran sus derechos fundamentales, como el derecho acceder a la salud, a un trato digno, acoso laboral, entre otras acciones discriminatoria.

Desde hace varios años, el Consejo Nacional para el VIH-SIDA y sus siglas (CONAVHISADA) ha estado desarrollando campañas, talleres, charlas, seminarios, donde habla y amplia sobre el tema del SIDA y sus consecuencias, asi como el trato igualitario, digno y respetable que se le deben dar a las personas que viven con VID-SIDA.

Según definiciones encontradas, el estima es es visto como el comportamiento, rasgo, o condición que posee un individuo, y genera su inclusión en un grupo social cuyos miembros son visto como inferiores, o inaceptables. Las razones del menosprecio o discriminación son de orígenes raciales, religiosos, etnias, entre otros.




Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »