OPINIÓN. El lado humano de la justicia.

16:49
Como diría el sabio y filosofo francés Monstequir en su obra el espíritu de las leyes “   «Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa».

Por Leonardo Plata.-

Quienes conocemos al magistrado Joselin Medina Pérez, sabemos que es un excelente profesional que cumple acabilidad su rol como juez presidente del juzgado de la instrucción de este distrito judicial de Barahona, donde ha demostrado no solamente capacidad y amplio conocimiento jurídico, si no firmeza, entereza, honestidad e imparcialidad a la hora de tomar cualquier decisión.

Hemos visto muchas veces a este honorable magistrado llamar la atención algunos representantes del ministerio público, cuando llevan expedientes débil, mal instrumentados, carente de sustento legal contra imputados de hechos delictivos, advirtiéndoles los resultados y las decisiones que él como tercero imparcial debe tomar en estos casos.

El día de ayer, el magistrado Joselin, dio cátedra de procedimiento penal; y lo que estuvimos en el salón de audiencias, pudimos darnos cuenta de que el hombre es poseedor de gran conocimiento del procedimiento jurídico en materia penal, lo que pudimos observar en sus motivaciones antes de tomar la decisión en el sonado caso del joven que se vio envuelto en una trifulca con dos agentes de la AMET.

El magistrado no solamente impuso el espíritu de la justicia, consagrado en  la constitución, códigos y tratados internacionales sobre los derechos fundamentales, si no que fue mas allá, tocó el lado humano de la justicia, no porque haya puesto en libertad al imputado, si no que pudo interpretar en todas sus dimensiones de que la justicia va mas allá del simple tecnicismo jurídico.

Como diría el sabio y filosofo francés Monstequir en su obra el espíritu de las leyes “   «Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa».

El juez Joselin Medina Pérez, ha hecho justicia, tanto con este caso del joven acusado de abofetear a una autoridad, y en otros tantos casos que por allí han pasado, tomando decisiones justa, apegada a la ley y la verdad.

Termino este escrito, con una hermosa frase que expresa Elena de White, la cual reza de la manera siguiente, cito:

"La mayor necesidad del mundo es la de Hombres que no se vendan ni se compren.
Hombres que sean honrados y sinceros en lo más íntimo de sus almas.

Hombres que no teman dar al pecado el nombre que les corresponde.

Hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos".



Share this

NOTICIAS RELACIONADAS

Previous
Next Post »